COUGHVID, LA APP QUE DETECTA EL COVID-19 ESCUCHANDO CÓMO ES TU TOS

Ahora, Coughvid afirma que puede detectar si tenemos Covid-19 simplemente con una nota de audio

No es la primera vez que se recurre a la inteligencia artificial para buscar patrones que permitan identificar una dolencia con una imagen, o un archivo del audio del paciente. Ya hace unos meses os contamos cómo, simplemente con un selfie, unos científicos eran capaces de saber cuál es nuestra presión arterial. Sin conectarnos un aparato en el brazo. ¿El secreto? Los algoritmos y el aprendizaje profundo de sistemas informáticos.

Graba tu tos y toma el diagnóstico
El caso es que investigadores de la Escuela Politécnica Federal de Lausana, Suiza, han publicado en un internet una página a la que podemos acceder con nuestro smartphone, o en el ordenador, y que solo nos pide una cosa: que nos grabemos un clip de audio tosiendo. Si llevamos ya unos días con mal cuerpo y con una tos persistente, nada como grabarla para enviársela a estos especialistas que la almacenarán para ayudar a crear la app que tienen previsto publicar en los próximos meses.

La forma de aportar vuestro granito de arena en este proyecto es muy sencilla: accedéis a la web que os dejamos más arriba y pulsáis en el botón de ‘Record’. Es importante que tengáis en cuenta que es necesario un micrófono por lo que, seguramente, sea vuestro smartphone el mejor sitio para llevar a cabo esta prueba.

Al basarse en tecnología de inteligencia artificial, el programa está entrenado para detectar esos pequeños matices y elementos comunes en la forma de toser que pueden identificar esta dolencia provocada por el coronavirus en un usuario. Si se trata de tos seca o no, etc. De momento, los responsables de Coughvid quieren recibir las toses de los usuarios para crear esa mayor muestra, lo suficientemente grande como para que la IA sea capaz de analizar y aprender de cara al futuro, cuando, ya sí, se lance la aplicación como tal.

El programa está siendo desarrollado por cinco científicos, y gracias al sonido de la tos, se creará una gran base de datos, que se utilizará para realizar diagnósticos gracias a la inteligencia artificial. Se espera que esté disponible en las próximas semanas e incluso se ha abierto una página web para que los interesados puedan grabar sus toses, inclusive pacientes de coronavirus.

La idea de los investigadores se base en que debido a que la tos seca es una de las características principales del coronavirus, diferente a la tos húmeda del resfriado o de la alergia. También han tenido en cuenta que muchos doctores piden toser a los pacientes para ayudarles a diagnosticar la dolencia respiratoria que padecen.

Los impulsores del proyecto te dan algunas recomendaciones para usar su aplicación web y móvil de manera segura. “Toser es una actividad potencialmente peligrosa, por lo tanto, ten mucho cuidado y protégete a ti mismo y a todos a tu alrededor cuando hagas las grabaciones”, señalan.

“Como estrategia para una tos segura, te aconsejamos que sostengas el teléfono con el brazo extendido a la derecha de tu cuerpo y tosas en el hueco del codo izquierdo”, indican.

Además, como medida de protección adicional te sugiere que coloques tu teléfono inteligente dentro de una bolsa de plástico.

Pruebalo aqui sin descargar la aplicación

Los cinco investigadores encargados del “Coughvid” (juego de palabras con COVID y ‘cough’, ‘tos’ en inglés), se han enfocado en una de las grandes características de esta nueva cepa: la tos seca sin mucosidades. La nueva app logrará identificar determinados patrones en la grabación del sonido de la tos.

“Según la Organización Mundial de la Salud, el 67.7% de las personas que tienen el virus presentan tos seca, que no produce moco, en comparación con la tos húmeda típica de un resfriado o alergia”, dice David Atienza, profesor de la Escuela de Ingeniería de la EPFL, que además es jefe del ESL y miembro del equipo de desarrollo de Coughvid.

La aplicación, llamada «coughvid», estará disponible en las próximas semanas, aunque ya se ha abierto una página web en la que los interesados, incluidos pacientes de COVID-19, pueden grabar sus toses para ayudar a crear un «banco de datos» que usará inteligencia artificial con el fin de efectuar los diagnósticos.

El equipo de investigadores, liderado por el profesor de la escuela de ingeniería de EPFL David Atienza, ha basado su idea en el hecho de que uno de los principales síntomas de COVID-19 es la tos seca, sin mucosidades, en lugar de las toses húmedas propias de un resfriado o una alergia.

La aplicación busca «ser una alternativa a los test convencionales», aseguró Atienza, quien explicó que los resultados se conocerán de forma inmediata y tendrán un índice de fiabilidad del 70 %.

El ingeniero aclaró que la aplicación, sin embargo, no debe sustituir de ninguna forma a un examen médico, y aconsejó que quienes consideren que pueden haber contraído la enfermedad deben buscar ayuda profesional.

La web de coughvid (juego de palabras entre COVID y «cough», que significa «tos» en inglés) advierte de que actualmente toser es una actividad «potencialmente peligrosa«, por lo que aconseja a quienes graben sus toses que lo hagan cubriéndose la boca con el brazo, o protegiendo el micrófono del móvil o el ordenador con un plástico.

Que Opinas?
Comparte en tus Redes Sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email